Válvulas eléctricas

Las válvulas eléctricas de Pierburg se ocupan de múltiples tareas en el vehículo. En función de la ejecución se utilizan para accionar los actuadores neumáticos, sirven para conmutar entre dos o más estados o permiten la marcha continua de las posiciones. Por lo tanto, se trata de componentes importantes para cambiar y controlar los tubos de aspiración, las mariposas del escape, los aires acondicionados, las válvulas de aire secundario y EGR, así como para ejecutar funciones de confort y seguridad.

Convertidor de presión

  • Para el control de las válvulas neumáticas EGR, los turbocargadores VTG, la conmutación bypass del radiador EGR.
  • El humo negro, la potencia deficiente, las sacudidas del vehículo o un cambio al modo de emergencia son indicios de que el convertidor de presión está averiado.

Válvulas de inversión

Las válvulas de inversión se usan mayormente donde se requiere una sencilla función de abrir-cerrar de los actuadores neumáticos. Este es el caso de las mariposas by-pass en los radiadores EGR, de las mariposas del escape, las válvulas de aire secundario, los colectores de admisión y las válvulas reguladoras de presión de admisión (wastegaste).

Válvulas del filtro de carbón activo (AKF)

  • Válvulas de cierre del filtro de carbón activo: Para cerrar la conexión de aire fresco en el filtro de carbón activo al efectuar el diagnóstico de estanqueidad del depósito (ODB II).
  • Válvula de regeneración del filtro del carbón activo: para enjuagar el filtro de carbón activo.

Válvulas de cierre de combustible

Para conectar o desconectar las tuberías de carburante (como inmovilizador) y
para evitar que el carburante se derrame cuando el motor esté apagado.

Válvulas de aire circulante en régimen de retención

Se emplean en los motores de gasolina sobrealimentados en el turbocargador y minimizan notablemente el efecto de "caída en la sobrealimentación".